¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

martes, 22 de marzo de 2011

Historias de mi puta mili: Desembarco en Donosti !!

Continua de "Historias de mi puta mili: El comienzo de todo"...

... Llegaríamos a San Sebastian sobre las 8 de la mañana de un cálido domingo de noviembre de 1988.

Un centenar de chavales procedentes de Madrid, descendían de las escalinatas del tren, con sus bolsas al hombro y una cara de pazguatos en la mayoría de sus rostros. Al menos en mi caso, mi cara era el reflejo cristalino del alma.

Exceptuando una salida que hice con mi chica de entonces y una pareja de amigos (Nico y Esther) de vacaciones, era la primera vez que salía de debajo de las faldas de mi querida protectora madre. Era una víctima propiciatoria, para llevarme leches a punta pala de lo que la vida reparte sin pararse a mirar si es éste o aquel. Un chaval ingenuo a merced de cualquier alimaña que pudiera cruzarse en su camino. En cualquier caso, fuera o no consciente de aquello, me sentía ilusionado por vivir algo nuevo a lo que estaba acostumbrado.

Al salir de la estación, la cuadrilla de chavales se fue dividiendo en pequeños grupos. Recuerdo que nuestros pasos nos condujeron hasta el paseo marítimo de la Concha. El cielo era de un azul intenso, sólo rasgado por una pequeñas nubes que lo atravesaban. El sol brillaba ya alto a pesar de lo temprano del dia. Había baja mar y la playa tenía un extensión enorme. Había partidos de fútbol 7 sobre la arena apelmazada, con muchos chavales con sus diferentes indumentarias que daban un especial colorido al ambiente. Nos apoyamos sobre las barandillas para verlos jugar durante un rato, mientras las gaviotas revoloteaban sobre nuestras cabezas. Llevaba apenas media hora en aquellas tierras, y ya me había enamorado de Donosti.

Después de aquello, mi grupito, se introdujo en el casco viejo para pasear por sus calles. Allí vimos las fachadas pobladas de carteles con caras de etarras como si fueran héroes, pancartas colgadas de un extremo a otro, con leyendas en vasco, como el "Gora ETA" y no sé que de "presoak", ikurriñas pintadas con el símbolo de la banda terrorista... Bufff !! aquello intimidaba tu no sabes como.... Nos metimos en uno de las decenas de tabernas que existen y empezamos a darle al bebercio. A proposito, que asquito de cerveza... Como añore a mi Mahou mientras estuve allí.

Salíamos de un local y nos metíamos en otro... Había unas tapas riquísimas en sus mostradores que en Madrid jamás habíamos visto, y además teníamos dinero fresco del que nos habían dado nuestros padres para un uso distinto para el que lo estábamos empleando... cogernos un buen pedo antes de ir para el cuartel. Recuerdo como un par de los chavales que iban con nosotros, medio chuzos, se metieron en una herriko taberna y salieron pitando para afuera a los pocos segundos...

Se hizo tarde y nos fuimos caminando con nuestras pesadas bolsas hacía el Acuartelamiento, que se encontraba a las afueras del centro de la ciudad, en el popular barrio de Loyola. Con todos mis respetos y sin que se me ofenda nadie, bastante lúgubre, oscuro... feo en una palabra.

El Cuartel militar de infantería "Tercio Viejo de Sicilia", se encontraba al otro lado del rio Urumea que dividia el municipio. Había un puente ancho con una barandilla forjada de hierro en color verde viejo, unas aceras a ambos lados y una via asfaltada de dos direcciones.. Al final del camino, una barrera con una garita en la que unos soldados con sus fusiles nos esperaban para solicitar nos acreditaramos para poder acceder a las instalaciones. Ahí ya me di cuenta que la cosa iba en serio. Empezaba la p... mili !!

Al dia siguiente, después de haber pasado la primera noche en una de las literas y tras desayunar en el comedor. Qué vaya asquito de café Dios mio... !!. Nos hicieron formar para pasar por la peluquería. Yo iluso de mi, me rape antes en mi barrio, con la esperanza que pasara el tramite, pero no coló. Nos pasaban un bolígrafo por la nuca y si montaba el pelo, hala !!.. al matadero. Recuerdo como desfilaban chavales con sus melenas de look havy metal y salían los pobres, como bombillas. ¡¡ Que horror !!

Una vez nos había esquilado como a las ovejas, tocaba recoger la ropa. Yo tengo la cabeza muy gorda y tuve que pedir que me dieran una talla más grande de gorra. Nos hicieron rellenar un formulario, sobre nuestros datos personales, estudios... y si teníamos el carnet de conducir. Yo lo tenía pero dije que no, atendiendo al consejo de mi padre que me aviso que lo más peligroso es que me tocara como destino, ser chofer de algún alto mando, con todo lo que había del terrorismo por ahí arriba.

Eramos el reemplazo 6º/88. Tuvimos la gran suerte de que los veteranos que habían cuando llegamos,eran gente en su mayoría, con estudios acabados. Con carreras universitarias o a punto de terminarlas. Vamos que no eran unos borricotes salidos de cualquier pueblo... con lo que al menos en mi caso, no puedo decir que se cebaran con los novatos, haciéndonos cualquier tipo de tropelía de lo que tanto se hablaba y que me tenía en cierto modo, acongojado. Aunque a punto estuve de cagarla cuando en una "imaginaria", que no es otra cosa que una guardia que se hace en los barracones de los soldados, mientras duermen. Recuerdo que me tocó el primer turno que es el más jodido para impartir orden. La gente tenía ganas de cachondeo, pero cuando al acabar de tocar la corneta "silencio" en el patio central, ya no se puede escuchar un alma en las habitaciones.

El caso es que me toco llamar la atención a dos tipos que tenían una cara de malos que echaban para atrás y que tenían más mili que el palo de la bandera... Les amenace con dar parte al oficial de guardia si no se callaban a lo que me dijeron que me iban a rajar...Desde entonces y por un tiempo, estuve mirando detrás de mi, al frente y a los lados por si me cruzaba con aquellos bandarras. Después me enteré que ambos tenían un expediente de arrestos por mala conducta más largo que la cola del INEM. Vaya tela !!...

Fuimos el último reemplazo en el que para poder salir de paseo, teníamos que ir de "bonito". Es decir, que después de la jornada "laboral", de salir al campo a la puta carrera, con la mochila cargada a la espalda, el cetme en ristre y cantando una cancioncilla pegadiza que aun hoy en dia, a veces retruena en mi cabeza " Tercio Viejo de Sicilia, cazadores de montañaaaaa, luchan y mueren con valooooor, por defender a Españaaaaaa....". Después pegarnos barrigazos a diestro y siniestro, con el cuerpo a tierra, en pie.... cuerpo a tierra... en pie. Podíamos salir del cuartel y darnos una vuelta a desfogarnos.

Teníamos el disfraz del curro y luego el otro, que era el de paseo. Había un bar por los alrededores que hizo el gran negocio, facilitando a los chavales, unas taquillas para podernos cambiar de paisano y dejar el uniforme allí hasta el regreso. Si ya dábamos el cante con el pelao por Sanse, encima con el traje... vamos, ni de coña...

Yo tenía familia en Intxaurrondo. Uno de los barrios más conocidos por su tendencia aberchale y que pude comprobar por mis propios ojos. Eran unos primos de mi madre y aunque me daba corte, porque no los había visto en mi vida, tuve que ir para allá por la cosa esa de los compromisos. Resultaron ser gente muy agradable. Tenían un hijo de mi edad y salí alguna vez por ahí de marcha por los bares y discotecas de moda. En una de las salidas, medio chuzo, se me hizo tarde y me tuve que ir cambiando por el camino a la ropa de bonito en el tren. Vaya espectáculo que monté... qué verguenza !!. Luego tenía que subir a toda la carrera a los barracones donde dormía y cambiarme de faena para pasar revista. Me incorporé cuando el oficial había ya dicho mi nombre y me cayeron mis primeros dos días de arresto. Después de aquello me caerían unos cuantos más que ya te contaré....

Continuará en la última entrega de "Historias de mi puta mili: Un año perdido"



Mi Generación Z se actualiza con nuevos artículos los martes y viernes.
http://migeneracionz.blogspot.com

17 comentarios:

dale calor dijo...

Pues mira yo que me libre, me mandaron para munguia y el dia antes me hice objetor y fijate toda mi cuadrilla años esperando para que les mandaran el destino de la objeción y a mi me lo mandaron al día siguiente, ¿donde esta la burocracia cuando se la requiere? jejeje

http://dalecalor.blogspot.com

JCR dijo...

Bueno querido amigo, ya liberado del trabajo y las obligaciones, por fin puedo pasarme por tu blog ¿cómo te encuentras? espero que bien.
La mili me tocó en Cádiz (San Fernando) concretamente en marinería, correcto un Popeye, con cara de susto y mucho sueño después de viajar en el tren toda la noche, para empezar con el primer día, pero la verdad es que después del periodo de instrucción, no me puedo quejar, me quedé en destino y como cabo furriel, 6 meses en Madrid y otros 6 en Cádiz, sin guardias y en oficinas, tuve suerte, aunque en un principio pensaba que me había tocado la peor de ellas.
Ya nos contarás más peripecias de la mili y sobre todo anécdotas.
Un fuerte abrazo.

el Sr. Skywalker dijo...

Me están gustando estas historias de la mili tuya.

Me hacen recordar.

¿Las mías? ¡Noooo, qué va!

Las de mis colegas, que no tuvieron la suerte que tuve yo, ja ja ja:

Exceso de contingente.

¿Será por eso que no me he hecho un hombre aún?

S. dijo...

Menos mal que a mi no me tocó hacer la mili!:p

Belle dijo...

Puede que lo de la mili fuera un coñazo (vaya, ¡escribir yo esa palabra!, pero creo que es la correcta). Sin embargo ¡qué falta le hace a algunos chicos de ahora una experiecia así! Aprenderían por fin a valorar todo lo que tienen.

Saludo y creo que feliz cumpleaños ¿o me equivoco demasiado?

Fer dijo...

Bienvenido a Mi Generación Z, Dale Calor !!!!... Pues si, basta para que no quieras sopa, para te den dos tazas... je je. Así es la vida de puñetera.

Cuanto tiempo JCR !!!... Ya estaba preocupado... Digo, le habrá pasado algo ??. Me alegro verte de vuelta. Aprovecho la ocasión para promocionar el corto que presenta a concurso, que el tio es un crack.

Visitad http://centimocine.blogspot.com/

Qué tal Sr. Skywalker !!... cuanto me alegro que te gusten... La verdad es que recordar, es volver a vivir... y escribiendo estas experiencias me siento rejuvenecer. Es curioso, pero por muchas cosas malas que hubiera, me queda siempre lo bueno.

Hola S. pues me alegro por tí, pero como decia a Skywalker, de todo se sacan cosas positivas...

Muy buenas Belle !!!... Si, no me cabe duda a que a ciertos chavales, no les haría ningún mal, pasar un tiempo bajo una disciplina militar, que hay algunos que no valoran nada. Y no, no te equivocas guapíiiisima. Hoy cumplo 42 maravillosas primaveras.

Muchas gracias a tí y a todos los demás por pasaros por mi casa a daros una vueltecita. No tengo tarta que ofreceros, mecachis !!

Besos y abrazos.

caarsa dijo...

Mil felicidades Fer , ¿ sólo 42 ? , ya te estas quitando años , jajaja , estás hecho un chavalín

Me estás haciendo recordar viejos tiempos y recordar con cariño mis anéccdotas de la puta mili , quién pillara otra vez los 18 , seguro que muchas de las locuras que hicimos no las repetimos

Yo me apunté para sacarme el carnet de camión , dábamos la teórica en un cuartel y la práctica en otro , como estaba cerca íbamos andando y me dí cuenta que uno se iba quedando el último y no entraba a la teórica , así que un día me acoplé a su lado y faltamos los dos , disfruté como un enano todo el día de parranda , al día siguiente el subteniente nos llamó a los dos al despacho , nos decía que nos iba a formar un consejo de guerra , jaja , que iluso , mi padre era capitán y sé perfectamente que no podía , nos quiso arrestar pero el otro tenía un buen enchufe y se quedo en una buena bronca , eso sí casualmente los único que no aprobaron fueron los fugados

Cuentanos alguan anéccdota que estamos ansiosos

Abrazos

El guardian del Faro dijo...

Cumpleaños feliz...cumpleaños feliiiiiz!!!

(Con que cabezón ¿eh?, jajaja)
¿Y lo apolíneo que estarías de uniforme? ;DD

42 besazos

el Sr. Skywalker dijo...

Hombre, Fer, no sabía nada.
¡Felicidades!
No se cumplen 42 todos los días.
En serio, que termines de pasar un feliz día con los tuyos o las tuyas.

Fer dijo...

Qué tal CAARSA !!!... Muxas gracias majo :). A que mola recordar batallitas, eh ??... je je. Vaya bandarras que estabais hechos, pero claro, teníais las espaldas bien cubiertas... jugabais con ventaja. Me pillan a mi asi, en un renuncio y me cago la pata abajo...

Muy buenas Guardian !!. Gracias preciosa... Pues si te soy sincero, si estaba guapete con mi traje de paseo, si. Mi madre todavía tiene mi foto de la jura de bandera puesta por el salón de su casa. ;)

No te preocupes Sr. Skywalker, muchísimas gracias fenómeno, aunque el dia transcurrió con la normalidad de un dia entre semana. Después del curro, recoger a los niños del fútbol, baños, deberes, cenar algo... y bueno si, soplar las velitas de la tarta.

Besos y abrazos a tod@s.

Elvis dijo...

Caray Fer, felicidades con retraso, al igual que en el primer capítulo, me has traído muchos recuerdos a la cabeza... demasiados jajaj.
La sensación que se experimenta al llegar a un cuartel pensando: "Dios mío dónde me he metido...", adornado con las caras de tipos duros de los veteranos...
Genial, has descrito a la perfección lo que sentíamos los reclutas recién llegados...
Un abrazo.

Julio-jagdo dijo...

Resumiendo:

Donosti muy bonito,
Cabeza gorda,
Y de bonito.

Vamos bien, en espera de nuevas aventuras de la puta mili.

Fer dijo...

Gracias Elvis !!!... otro añito más... en fin... hay que cumplirlos, si no mala cosa. Me alegro te traiga recuerdos. Ya me queda la última entrega que promete ser la mejor. ;)

No lo hubiera resumido mejor, Julio... ja ja ja. No se para que escribo tanto si con esto estaría apañado. :DD

Un fuerte abrazo a ambos.

Radmains dijo...

San Sebastián me parece una de las ciudades más hermosas que he visto. He ido varias veces y siempre me he llevado la misma sensación.

Es una lástima la tensión que hay en el ambiente y lo cara que es la vida allí. Si no fuese por eso trataría de quedarme una temporadita.

Fer dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Radmains, es una de las ciudades más bonitas que conozco. Me encanta. Respecto a lo de la tensión que hablas, afortunadamente hoy esta lejos de lo que conocí en la epoca de mi mili. Entonces si que estaba la cosa al rojo vivo, con disturbios callejeros cada dos tres, quemas de autobuses, cajeros, coctels molotovs... bueno, la leche.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Estoy impresionado. Yo viví eso mismo, ese domingo soleado de noviembre. Vi los partidos de futbol sobre la arena. Iba en el convoy de los asturianos 6º88. Te acuerdas de un Cabo 1º de la P.M,instructor durísimo?.Nos lo hizo pasar putas...

Unknown dijo...

Loiola 88 yo era del 4° y no era un cuartel con novatadas fuertes eso es cierto .teniamos bastante con los mandos para amargarte la puta mili ya que muchos eztaban alli como castigo y estaban acojonados .por eso lo pagaban con los pringaos q estabamos alli obligados lo unico bueno los amigos q hacias q no lis olvidas

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar