¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

viernes, 10 de diciembre de 2010

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo !!

Muy buenas !!

Que levante la mano quien no haya soltado una mentira por la boca alguna vez en su vida... ¿¿ Tú ??.. Anda, andaaaaaaa,... bajala ahora mismo, que no te lo crees ni tu.

Una mentira, en el sentido de asegurar algo a alguien, a sabiendas que lo que se dice es falso o no ajustado a la realidad que se conoce. Una media verdad.

Ya empezamos pronto. De pequeños, a eso de los cinco o seis años, depende de la precocidad de cada uno, empezamos a darnos cuenta que a veces, una mentirijilla bien urdida y argumentada, nos puede salvar el culo de un azote de los padres y según vas echándote años a la espalda, de consecuencias peores según que casos...

Tengo dos chavales, todavía de corta edad, pero ya sabedores perfectamente de lo que esta bien y de lo que esta mal. Ambos han recibido en alguna ocasión, un cachete, azote, reprimenda o castigo, aunque no este bien decirlo en los tiempos que corren, que enseguida te denuncian y te ves en comisaria con las esposas en las muñecas como si fueras un vulgar criminal...

No sé, en mi opinión, a veces, un azote o una bofetada a tiempo, siempre y cuando el resto de opciones no han dado resultado, puede reconducir situaciones de indisciplina, que de no pararlo a su debido momento, ya puede ser demasiado tarde, y cuando te quieras dar cuenta, tener a un adolescente sin oficio ni beneficio tirado en el sofá de casa, sacandote la sangre. ¿¿ Qué hay otras formas ??... ¡¡ Seguro que si !!
Da gusto ver a la "Super Nani "de la cadena Cuatro de televisión, como domestica a los pequeños salvajes que le ponen delante... Pero caramba, no todos tenemos el mismo aguante que aquí, "la amiga"... Que a veces ya vienes calentito del dia que te haya tocado vivir y no estas para muchas tonterías, aunque no sea excusa. (Ojo con quien pagas los platos rotos)

Bueno, el caso es que traía esto a cuento, para escenificar lo que ocurre cuando haces algo de lo que eres consciente que no esta bien y puede acarrear alguna consecuencia no deseada para tí. Y como tu cabeza ya empieza a maquinar el modo en como salvar el pellejo....

El recurso más utilizado en la niñez y para el caso de tener hermanos, es echarle la culpa al otro. Doy fe. Muchas veces ando por la casa haciendo lo que fuera menester, cuando la tranquilidad se rompe de repente... Un sonido estrepitoso ¡¡¡ catacrock !!!! y/o un llanto desesperado.... ¡¡¡¡ Buuuuaaaaaaaah !!!!... ¡¡¡ Mierda !!! (piensas) ... ¿¿ Qué coj... habrá pasado ahora ?? mientras te apresuras raudo al lugar de donde proviene el ruido y/o los lamentos.

Te sientes como un inspector de policía. Como el entrañable y ya desaparecido teniente "Colombo", de gran éxito en la televisión allá por los años 80, con su gabardina hasta los pies, su pelo alborotado y su ojo turulato. O quizás la detective Jessica Fletcher ("Se ha escrito un crimen"). Una vez has llegado a la escena del crimen, en cualquier lugar de la casa, te encuentras con la víctima tirada en el suelo, y los dos sospechosos mirándome entre con cara de no haber roto un plato y de sorpresa. La víctima, resulta ser la planta, un potos precioso, en su maceta de cerámica y con toda su tierra desparramada encima de la alfombra persa... ¡¡¡¡ Mecangolamarsalada !!!!... ¿¿ Qué ha pasado aquí ?? Me dirijo hacía los dos terroristas domésticos...

Uno señala al otro y el otro señala al uno con sus dedos acusadores. Mientras pronuncian a voz en grito "Ha sido Victor" "Mentira. Ha sido Hugo". Empiezo el sagaz interrogatorio a cada uno por separado para ver cual de las historias es más creíble y de paso, comprobar si el chaval acaba por desmoronarse y confesar sus fechorias...

En algunas ocasiones si no lo veo claro, acabo castigando a los dos, con aquello que se me viene a la cabeza. Aunque pasados unos minutos, se me pasa el cabreo y les levanto el castigo. Soy un blando, que le vamos a hacer. Al fin y al cabo son niños. Sin embargo, lo habitual es que los pobres acaben metiendo la pata en la exposición de los hechos y descubriéndose "el pastel".

Peor es ya cuando llegas a adulto y te cazan en algún renuncio... Hace no demasiado tiempo habíamos apalabrado con unos amigos con los que nos vemos muy de tarde en tarde, hacer planes para ir a su casa de visita, con la habitual promesa que se hace de devolver la cortesía... "La próxima vez, venís a casa, vale ?". Bueno, pues esta vez parecía que la cosa iba en serio. Hasta pusieron fecha y todo. Sin embargo, unos pocos dias antes nos llamaron para decirnos que no podían quedar con la excusa de que ese fin de semana se irían al pueblo. Bueno bien... no pasa nada, ya quedamos para otra ocasión que os venga bien. Y así quedo la cosa....

Un par de semanas más tarde, estando en la cocina de casa, me encontraba echándole un ojo a la publicidad que se había acumulado en el buzón. Me detuve en la revista local que una vez al mes edita el Ayuntamiento con las noticias del municipio. Empecé a pasar páginas rápidamente, leyendo sólo los titulares... hasta que fui a detenerme ante una foto que captó mi curiosidad. La imagen mostraba a una familia visitando un local que habían inaugurado en la ciudad. No se les veía bien la cara, el hombre estaba de espaldas y la mujer de perfil en segundo plano, pero algo en ellos me resultó muy familiar... me quede unos pocos segundos pensando... ¡¡Ya lo tengo !!... pero si son, pero si son... María y Eduardo con los niños...

... Me detengo en el titular "Puertas abiertas del centro medioambiental" y proseguía la noticia informando... el sábado dia 10 se procedió a la apertura del centro.... Osea, el sábado que en principio ibamos a quedar, eh ??.... vaya... vaya... Osea que en el pueblo.. muy bien. Pues nada... ya cuando me los encuentre uno de estos dias, les tirare alguna indirecta... Muy chulo el nuevo centro, eh ??.. estuve el dia de la inauguración.... ¿ Lo habéis visto?. Y ver como sus caras empiezan a ponerse coloradas como tomates...

Más tarde o temprano, a veces por azar, otras por variopintos motivos... la verdad acaba saliendo a la luz.

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo... !!


Mi Generación Z se actualiza con nuevos artículos los lunes, miércoles y viernes.
http://migeneracionz.blogspot.com

5 comentarios:

JCR dijo...

Cierto que alguna mentira que otra hemos tenido que utilizar, pero siempre en cuestiones comprometidas, no me gusta mentir prefiero ser claro, la verdad por delante.
Después de leer algún libro que otro sobre la cuestión (la cara el espejo del alma, hablar el lenguaje de los gestos, entre otros) compruebas que nosotros mismos nos delatamos ante los demás, perdiendo su confianza, mejor ser sincero.
Abrazos, buen fin de semana.
Pd: Gracias por la crítica, la opinión de los demás me hace aprender.

Anónimo dijo...

Jejeje... vaya pillada...

Para mentir hay que tener imaginación y memoria,... una para que la mentira sea creible y la otra para no autodelatarse con contradicciones a posteriori...

A esa premisa llegué hace tiempo, y por simple pereza, decidí ir "siempre" con la verdad por delante.
Aunque mentiria (...mmmhh) si dijese que en alguna ocasión no he tirado de la manta para salir airoso de algun compromiso incomodo. Mentirijillas de las que no hacen daño, vaya.

Guillem.

Fer dijo...

Qué razón tienes JCR, a mi se me nota mucho cuando alguna vez he recurrido a alguna mentirijilla, o al menos soy consciente de ello. Rehuyo la mirada y me pongo rojo como un tomate. No sirvo.

Pues ya ves Guillem, como iban a pensar los pobres que saldrían retratados en la revista local... jeje. Lo mejor es ir con la verdad por delante, pero muchas veces se recurre al recurso de mentir para no herir sensibilidades. O creerlo. Pensarian no me apetece nada enfollonarme en la cocina así que en lugar de ser claro, se recurre a contar cualquier milonga. Hay muchos ejemplos de pilladas memorables... En otra ocasión contare alguna más. ;)

El guardian del Faro dijo...

A ver....por partes. Mentir está feo, ¿pero de verdad se puede ir con la verdad por delante a todas horas?....yo creo que no.
Por eso yo me apego a ella todo lo que puedo y cuando no puedo más... mejor me callo.

¿Para que le voy a decir a esa amiga que tanto quiero que el corte de pelo le queda como una birria?...con lo contenta que está.
Pues ya crecerá.

Y si me voy de excursión lúdico-festiva, siempre, siempre, tengo un curso en la ciudad de destino.
Que luego igual te lías...¡¡menuda memoria hay que tener!!

besos sonrojados

Fer dijo...

Totalmente de acuerdo Guardian, trate el asunto en un post de hace ya un tiempo.

http://migeneracionz.blogspot.com/2010/05/cuando-no-tengas-nada-bueno-que-decir.html

Cuando no tengas nada bueno que decir... mejor callar. Aunque el que calla otorga... ejem, ;)

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar