¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

jueves, 10 de noviembre de 2011

El precio... justo !!!

Muy buenas !!

Es posible que fuera un desgaste tremendo desde el punto de vista psiquico, el hecho de que para comprar cualquier cosa que puedas imaginar, tuvieramos que darle un precio según el valor subjetivo que aquel producto o servicio signifique para cada uno de nosotros. Pero puestos a imaginar sobre un mundo ideal, en el que todos obráramos en conciencia, sería una autentica gozada... 

Me explico o al menos lo intentaré, porque la cosa tiene su miga.... En muchas ocasiones he pensado en lo injustos que son los precios que nos imponen en nuestro rol de consumidores potenciales. Desde el mismo momento en que ponemos el pie en la calle, somos victimas propiciatorias del incesante bombardeo de publicidad explicita o no, al que somos sometidos... Caminas por la calle al lado de atractivos escaparates donde se muestran las últimas tendencias de la moda, tiendas de electrodomésticos con flamantes ordenadores portátiles o el teléfono móvil de última generación. Entras en el bar de toda la vida y te pides tu café y una tostada. Coges el metro o el autobús hasta tu lugar de trabajo. O por el contrario, te introduces en tu vehículo y enciendes la radio, donde escuchas cada poco tiempo, mensajes publicitario de distinta naturaleza... Compra, compra, compra !!!

Vamos, que el hecho de vivir en la sociedad actual en que estamos, nos supone tomar decisiones de gasto todos los días. Dependerá de tu estado de ánimo y de tu posición socio económica, el hecho de que que compres o no según que cosas. ¿No has pensado alguna vez, que lo que para ti el gasto en la compra de un determinado producto o servicio, te pueda parecer excesivo, para otro, sin embargo no lo es ?. O viceversa... ?

Esto se produce porque las cosas no valen lo mismo para todos. Habrá gente a los que gastarse 30 euros en comer a la carta entre semana en un restaurante, las darán por buenas, mientras que para otro, lo considerará como un derroche desmesurado.

El primero es posible que valore dentro del precio, no sólo la calidad del cubierto, si no además otras razones subjetivas, como pueden ser la limpieza y confort del local, la amabilidad de su personal que conocen su nombre y le preguntan por su familia que le hacen sentirse bien. Por contra, el otro, prescinde de todas estas circunstancias ajenas al hecho de sentarse delante del plato y simplemente comer, para volver a salir pitando para la oficina.

Piensa en el precio de una tarde de acudir a cualquier sala de cine comercial con la familia. A muchos les puede suponer un lujo, optando por bajarse la película de internet y hacerse unas palomitas en el microondas, sentandose delante del televisor del salón de su casa. Sin embargo, esa misma familia es capaz de gastarse más que eso, en irse de cañas con unos amigos a la hora del aperitivo.

Piensa en el dia de la compra de la semana, circulando con tu carrito por los pasillos de cualquier supermercado. Es muy posible que priorices el menor precio sobre la calidad en muchos de los productos que introduces en el carro, sin embargo hay otros artículos, en los que no escatimarías en el precio, porque para tí gozan de toda tu confianza. Quizás compres una bolsa de arroz de la marca "Nisupu" y por el contrario, te vayas a la botella de vino más cara. ¿ O no te ves retratado ?

Nadie (o casi nadie) serviría a una visita que llega a su casa, por ejemplo, un refresco de cola de marca blanca, aunque lo pueda consumir habitualmente en su hogar, por el temor al que podrían pensar y luego largar por sus lenguas nada más salir por la puerta. Recurrirá a las más conocidas. Coca-Cola o Pepsi.

Mi propuesta sería, insisto, en un mundo ideal en el cada uno de nosotros obrara con un sentido profundo de la justicia, que se pagara el precio por el valor real que en su opinión el articulo o servicio le merece al comprador. El vendedor sólo podría negarse a la venta, cuando el precio ofrecido fuera notablemente inferior al de la demanda habitual.

Esta reflexión me ha venido a la cabeza con motivo de que andaba planeando en salir un fin de semana a una casita rural, junto a las familias de unos amigos. Pedí presupuesto a los propietarios por cuanto nos supondría aquello y me pidió 880 euros para 12 personas. Osea que entre 3 familias (4 miembros) la bromita nos salía por casi 300 euracos, más luego la compra que hay que hacer para comer esos dias... Vamos, para mi, algo excesivo.Yo por mi parte, hubiera llegado a ofrecer alrededor de los 660 euros (220 x familia). No sé, pagar más de eso por una casa donde pasar la noche, me parece muy caro... Quizás para ti, sin embargo, te parezca tirado de precio.

En fin, es otra más de mis paranoias otoñales... Es más fácil que el Levante gane la liga que esta propuesta saliera adelante.. ejem !!



Mi Generación Z se actualizará cuando tenga algo que contarte... No sufras ;) http://migeneracionz.blogspot.com

6 comentarios:

caarsa dijo...

Fer necesitas un psicólogo urgentemente , pero mira que sea por un precio justo , jajaja , la verdad que como idea es buena , yo también lo había pensado alguna vez , pero en un mundo en el que prioriza el ganar a la calidad y la separación de clases , eso es imposible , a mí me da muchísima rabia que somos capaces de pagar un dineral por el último modelo de móvil con internet y supermegacompleto , para luego mandar SMS por que las llmadas son muy caras y encima quejarnos de lo caro que es un libro o ir al cine , en fin que cuando encuentres psicólogo me avisas

Abrazos

Elvis dijo...

El precio de las cosas es relativo, como casi todo en la vida, y depende, como bien dices, de los ojos que lo evalúen. Pero que un vendedor te deje ponerle el precio a su mercancía sólo pasa con los moros del mercadillo...
Y tampoco lo veo justo, la verdad. Si algo te parece caro miras para otro lado y ya está, porque como dices, siempre puedes buscar alguna alternativa satisfactoria...
Abrazos.

Fer dijo...

Jajaja... gracias CAARSA, pero de momento creo que pasare... Escribir en el blog es el mejor método de psicoanálisis que existe (y gratis). Los ejemplos que has descrito definen bien a lo que me refiero.

Un abrazo de locura ;)

Hola Elvis !!!... Como decia, hablo de un mundo "perfecto". El comprador debería pagar por lo que considera que es justo. Me sonaba que había por ahí alguna iniciativa sobre el asunto y mira lo que he encontrado...

http://www.boletinargentino.com/sociedad/varios/1068-los-restaurantes-que-renovaron-la-forma-de-pagar-la-cuenta.html

http://www.deia.com/2011/04/05/ocio-y-cultura/que-mundo/paga-lo-que-quieras

Tiene su riesgo, pero si las personas fueramos honestas, que mejor iría el mundo... Se acabaría la puñ... inflacción.

Un abrazo

Julio-jagdo dijo...

¿Cómo es posible que Repsol gane en los primeros 9 meses del año 1.700 millones de euros?

El otro día compre una impresora nueva 50 €, dos cartuchos de tinta 42€.

Como diría caarsa la vida es así.

Mamen O. dijo...

Sería genial que las cosas costaran según lo que puedes pagar o lo que crees que valen pero conociendo el carácter de los españoles, todo el mundo valoraría a la baja el servicio y acabaríamos comiendo en el Ritz por 1 euro, lo cual no estaría nada mal para los que no podemos catarlo de otra manera, pero claro, entonces ¿cúanto cobraría el camarero del Ritz por servirte la comida?
Ay Fer...que ya me has dado que pensar este fin de semana...ja,ja

La pequeña Meg dijo...

No es ninguan tontería!!! si que es verdad que todo tiene un valor subjetivo, pero sería una utopía eso de pagar en conciencia, todos tiraríamos por lo bajo, jajaja. El cine es mi gran pasión, pero esta caro, que si, que en mi caso antes que irmne de cañas o a comer prefiero privarme de otras cosas e ir al cine, pero no quita que me parezca caro, por muy bonita/limpia/bien que esté la sala. Y así con muchas cosas más....

Ah!! Yo también me voy de casa rural, en mi caso somos 8, salimos a 23 € persona/noche. Está muy bien de precio (creo yo).

Un besote!!

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar