¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

viernes, 14 de octubre de 2011

Cabeza de ratón... !!!

Muy buenas !!

En este entorno social en que nos ha tocado vivir, super mega competitivo, en el que sólo los teóricamente mejor preparados consiguen el "éxito",  salvo que tengas un "padrino" que te pueda enchufar sin saber hacer la "o" con un canuto (no es mi caso, desafortunadamente), es visto con buenos ojos por la mayoría de nosotros y una cualidad de gran valor a destacar en una persona, el hecho de querer superarse a uno mismo en sus distintas facetas, personales o profesionales.

Por el contrario, el hecho de conformarse con lo que se tiene o como es uno, por lo general, conlleva juicios de valor negativos para quienes pudieran pensar de ese modo.

Bien, por tanto, nos encontramos con lo que en principio, serían dos polos opuestos, antagonistas el uno del otro. Pero habría que ponerlos en un contexto, para valorar en mi opinión cual de ambas posiciones sería la más adecuada a cada situación. Por un lado, la del ambicioso, entendido en el sentido positivo de la expresión, cuando promueva la acción y el desarrollo de proyectos con el deseo de mejorar, crecer o progresar. La ambición funciona en estos casos, como un motor que invita a abandonar el conformismo y la mediocridad. Y esto, siempre entendido, cuando se lleve a cabo sin vulnerar las normas éticas y/o legales para conseguir su finalidad.

Y por el otro lado, la posición del conformista, que según el diccionario describiría como la actitud o comportamiento de la persona que se adapta fácilmente a lo establecido o predominante, incluso a circunstancias negativas, insatisfactorias o contrarias a sus convicciones

Esta reflexión me la hago en voz alta y la comparto contigo, para hacernos recapacitar en determinadas situaciones sobre cual es la mejor decisión que debemos tomar, no ya sólo con nosotros mismos, si no para los que como es mi caso, tenemos hijos y es nuestra responsabilidad dirigirles en sus primeros pasos hacía la madurez en la que ya tomaran las suyas propias.

Es algo incuestionable que todos y cada uno de nosotros somos muy distintos. Y es fundamental ser autocríticos con nosotros mismos, siendo conscientes de nuestras propias limitaciones para que los objetivos que nos marquemos sean alcanzables. Ponerte una meta imposible de alcanzar, te conducirá irremediablemente al fracaso, a la frustración y por tanto, a la infelicidad. Los pasos deben ser pequeños, pero firmes. Pero si te caes, tener la constancia para levantarte y volver a continuar. 

El problema es que no vas tu sólo en tu empresa. Si sabes mirar, comprobaras que tu lado derecho e izquierdo, van más personas como tu, a tu altura. Hay otras que van por delante a los que ves complicado de alcanzar. Otras, sin embargo, van detrás de ti. Es como un gran carrera que pareciera no tener fin. Pero si lo tiene. La meta final deberás marcarla tu, sabiendo que es lo que ganas o lo que pierdes, siguiendo adelante.

Yo creo haberlo logrado. Me engañaría a mi mismo, si dijera que no me he dejado algún sueño sin realizar por el camino. Sigo porfiando por ser mejor persona y conseguir mayor reconocimiento profesional, pero con el punto justo de conformidad con lo que ya he conseguido, sabiendo que quizás, hay muchos mejor preparados o capacitados que yo.

Mi hijo Hugo esta repitiendo este año 2º de primaria. Era de los más pequeños de su clase y arrastraba problemas de aprendizaje en la comprensión y la expresión oral. Fue ochomesino y lo que en principio, su madre y yo, lo vimos como una suerte, "ganar" un año escolar, finalmente ha sido contraproducente. La decisión de repetir curso, aunque fue una decisión sopesada, lejos de ser un paso atrás, le ha venido estupendamente para afianzarse psicológicamente con otros niños más acordes a su grado de maduración y las exigencias del sistema de la educación actual. Él ahora se le ve un niño feliz, que ha ganado en autoestima, porque comprueba que llega a cosas que antes no podía.

No sé si me pillas por donde voy... Un ejemplo más mundano... Dejando al margen consideraciones de tipo económico,  opina sinceramente... ¿Es mejor llegar al Real Madrid o al FC. Barcelona y que no te den bola, jugando apenas unos minutos viendo el resto del partido en el banquillo o en la grada  ?. O por el contrario, ser pieza fundamental y valorado por tu gente, en un equipo más modesto?

Yo lo tengo claro. Es mejor muchas veces, ser cabeza de ratón, que cola de león.


Mi Generación Z se actualizará cuando tenga algo que contarte... No sufras ;) http://migeneracionz.blogspot.com

9 comentarios:

Julio-jagdo dijo...

Despues de leer la entrada me vino a la cabeza esta otra que hiciste.

http://migeneracionz.blogspot.com/2011/02/para-este-viaje-no-necesitaba-alforjas.html

Creo que no debes conformarte con lo que tienes y si sale algo mejor.. prosperar...

Uno siempre tiene la intención de mejorar y "si es posible" hazlo.

Fer dijo...

Querido amigo Julio, gracias por tus animos y confianza en mi. No he tirado la toalla y sigo en mi personal batalla... Pero la entrada de hoy estaba enfocada hacía la idea de que tambien es importante saber valorar lo que eres y lo que tienes, y no vivir pensando en lo que serías.

Un fuerte abrazo

La pequeña Meg dijo...

Uf, qué buen post, no sabes la de debates que tengo yo de estos temas con mi familia, marido y amigos, qué dificil es para mí encontrar mi medida, y qué frustrante pude ser cuando me fijo metas inalcanzables....cada persona es un mundo, no le veo connotación negativa a ser conformista, ni a ser ambicioso o luchador, siempre dentro de los límites y siempre que no salpiques a nadie con tu proceder...Y esta claro que dependiendo de la situación, unas veces es mejor ser de una forma y otras, ser de otro...

Sin embargo, en mi caso, no acabo de encontrar el punto :-S

Un abrazo, buen fin de semana !!

caarsa dijo...

Que razón tienes Fer , no merece la pena ser lo que no puedes , o estar donde no puedes , aunque sea una elección difícil seguro que al niño le viene mejor , y a esa edad se adaptan muy rápido a su nuevo grupo

Abrazos

PD El mío pequeño también esta en 2º de primaria

Fer dijo...

Qué tal Pequeña Meg !!... Si, que dificil es, verdad ??. No sé, depende de dia en como te levantes, según el estado de animo. Un dia te levantas con ganas de comerte el mundo. Sin embargo otro dia, te dices... y para qué ??

Un besote

Hola CAARSA !!!. Pienso que es mejor estar con las personas donde puedes realizarte, sin complejos, que intentar ser lo que no eres.

Jejeje, veo que tenemos muchas cosas en común. los babys de la generación Z. ;)

Un abrazote.

Elvis dijo...

Muy buen artículo.
Como bien dices, todos somos diferentes, y lo que a unos les es insuficiente para otros les supone sentirse colmados. Creo que la dificultad de todo ello radica en saber encontrar ese equilibrio que nos satisfaga. Y siempre he tenido claro que no se es más feliz por llegar más lejos, si no por estar a gusto donde se ha llegado...
Un abrazo.

Mamen O. dijo...

Yo siempre he pertenecido al grupo ratonil. De hecho reconozco que he dejado pasar el tren más de una vez porque he valorado mucho más otras cosas que el éxito. Tengo una vida estable, una familia maravillosa y soy feliz con las pequeñas cosas, aunque no te voy a negar que a veces, cuando comparto espacio con algunos de los que cogieron el tren para intentar y conseguir ser leones, me entra un poco de cosilla. Ahora, eso sí, me dura un segundo. Je, je. Cada uno es como es y no hay más.
Buen post Fer

JCR dijo...

Buenas tardes, tiempo sin pasar por tu blog, pero nunca es tarde si la dicha es buena, bueno vamos al tema.
Creo que en ciertas ocasiones tenemos que ser leones, pero quedarnos en ratones cuando comprobamos hasta donde podemos llegar, como dice Elvis encontrar el equilibrio, nunca pasar cuando peligra la estabilidad.
Un fuerte abrazo champions.

Fer dijo...

Hola Elvis, gracias por el cumplido. Has descrito de modo fenomenal el sentido que quería transmitir en este post. Totalmente de acuerdo contigo.

Un abrazo

Hola Mamen, bueno, no hablaba exactamente de "trenes perdidos", aunque al final pudiera tener que ver. Hablaba más de habiendo intentado luchar por llegar lo más alto posible en la faceta que sea, luego estando allí, te das cuenta que quizás no das la talla para mantenerte y es mejor, bajar un peldaño.

Un beso

Hooooooombre, JCR !!!... Cuanto honor!!!... bienvenido de nuevo por "estas tierras". Gracias por tu opinión. Estoy de acuerdo, como ya he comentado al amigo Elvis.

Un abrazo

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar