¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

martes, 8 de febrero de 2011

¿¿ Otra vez revisión médica en el trabajo ??

Muy buenas !!

Pasó mi cumpleaños, luego la semana santa, despúes hizo lo propio el verano, nos comimos las uvas como quien dice hace nada y... ¡¡¡ mierda !!! Ya ha pasado un año desde que me hice el último reconocimiento médico de mi empresa.

El jueves, estando en la oficina y mientras aporreaba el teclado del ordenador con esmero, contestando a un compañero sobre asuntos de curro... de repente, me salto una ventanita emergente en la pantalla del ordenador. "Tienes un mensaje nuevo" y el botoncito de "aceptar". Hice caso a la sugerencia y de inmediato, aquello me llevó a la bandeja de entrada, mostrando el correo recibido. Asunto " Citación reconocimiento médico día: 10/02/11" leí con temor.... y note como de manera instantánea, mi cuerpo se estremecia, recorriéndome un no se que, como un escalofrío... Mi imaginación visualizaba de manera nitida, la larga, helada y fina aguja entrando en mi brazo desnudo y un sudor frio, corrió por mi frente.

Si, ya sé... ¡¡ vaya nenaza !!. Pues si, lo reconozco... es una cuestión de cabeza, pero es algo superior a mi. Aunque con los años he mejorado, y muuuuucho...

Recuerdo como anécdota, en la época universitaria, previo a los exámenes de junio, me fui con mi antigua novia a estudiar a la biblioteca del barrio. En la planta de abajo del edificio, en el hall de entrada, habían habilitado un espacio con varias camillas para donar sangre. El caso es que ya por entonces, recuerdo que le tenía pavor a las jeringuillas, pero sería por sumar puntos delante de la chica o que estaba ya hasta el gorro de estudiar derecho administrativo, que me baje las escaleras todo convencido y me presente delante de la señorita de bata blanca y el símbolo de la cruz roja en su pez..., perdón, pecho... Le dije "vengo a donar sangre". La chica, cuya cara transcurrido tanto tiempo no recuerdo, quizás porque mis ojos estaban más bien en otro sitio... ¡ ejem !.. me tomo nota de mis datos. Nombre, apellidos, edad, si tenía alguna enfermedad conocida o de mis padres o hermanos, y... mi grupo sanguíneo. Le puse una mueca. "No lo sé" respondí. "Bien" me dijo ella, "espera ahí un momento que ahora te llamo". Y me llamó. Fue mujer de palabra. Ojalá me hubiera engañado, como tantas mujeres en mi vida...

Al sentarme frente a ella, sacó un alfiler y me pidió que le acercara el dedo corazón. "Va a ser un pinchacito de nada, para saber tu grupo sanguíneo" exclamó. Note el dolor y como de manera instantánea, una pequeña burbujita de sangre emanaba de la pequeña herida. Al verla, empecé a ponerme pálido, a nublárseme la vista y a sentir que se me iba la cabeza... "me mareo" le dije con voz tenue a la enfermera. Sentí como varias batas blancas se acercaban a mi, me cogían de los brazos y le pedían a otro chaval que estaba reposando en una de las camillas que me dejara sentarme. Y allí estuve por un rato. Al cabo de unos minutos, bajo mi ex para ver que tal había ido todo, cuando en ese justo momento, se me acercó otro de los enfermeros y me ofreció una coca-cola y un bocadillo. Yo ruborizado, no lo acepte y la chica de los pez... esto, la enfermera de antes, le aviso a su compañero en voz alta y clara, "no le hemos extraído sangre, se ha mareado con tan sólo verla"... Joder, ya no sabía donde meterme. Sentía todas las miradas del abarrotado hall sobre mi cara. Mi ex se empezó a reír a carcajada limpia y salte como un resorte de la camilla para poner pies en polvorosa de allí... ¡¡ Qué humillación !!

Años más tarde, y ya trabajando en esta empresa con oportunidad de la revisión médica, tuve otro episodio bochornoso del mismo tipo, aunque en esta ocasión, si que lograron sacarme un poquito más de sangre que en anterior relato. Debo esgrimir como atenuante, que la chiquita que me saco la muestra era novata y me hizo una auténtica carnicería. "Súbete la manga de la camisa del brazo derecho, por favor " me dijo mientras me acomodaba en el asiento. Me apretó la goma y empezó a palmar en la flexión del brazo con sus dedos. "No encuentro la vena" indicó. Yo que ya iba asustado, empecé a notar como mi corazón latía más deprisa. "Voy a ver en el otro brazo. Súbete la manga". A la orden pensé, al tiempo que deseaba que el suplicio acabara cuanto antes... Note la fría aguja, mientras yo miraba al techo... pero los segundos pasaban que me parecían horas, y la cria, no me sacaba la aguja del brazo. "No sale bien" me dijo la muy.... Después sólo recuerdo estar tirado en la camilla y al abrir los ojos, ver a la "carnicera" ante mis ojos. "Te has desmayado". Joder... la madre que me parió.

El caso es que llevo mal el tema. Pero como decía antes, intento hacer de tripas corazón e intentar afrontarlo con la mayor dignidad posible. Es un trago eh ???. El reconocimiento consta de dos partes. La primera, la que tengo el jueves, es la cita con el "vampiro". Ya me jode lo de tener que ir en ayunas, pero vaya... lo de tener que echar el primer pis dentro de un bote, lo llevo peor... A propósito, todavía no lo he comprado. Que encima, hay que rascarse el bolsillo... (que agarraos).El día anterior, me tendré que acordar de dejarlo encima del bater, para cuando vaya para el servicio, hecho un zoombie por la mañana, con los pelos alborotados y rascándome los huevos... lo vea y recuerde que tengo que dejar parte de mi, ahí dentro.

La segunda parte de la revisión es a la semana siguiente. En la que me medirán otra vez... ¡¡ como si fuera a crecer !!... 1.79 descalzo ya te lo digo yo, cansino. Me pesarán... joder, ahí si que la cosa va mala... andaré sobre los 87 kgs... que el año pasado ya me dijeron que estaba gordo. Pues tu más... capulla, lo que pasa es que soy de complexión fuerte... Después me revisaran la vista, poniéndome en frente a un cacharro, donde apoyaré la barbilla y por unas ventanitas, saldrán filas de letras y números minúsculos que tendré que leer uno por uno en voz alta. ¡¡¡ Qué torturaaaaaa madreeeeeee !!!.

Luego me auscultarán, me miraran los oídos y me dirán que los tengo llenos de cerumen (siempre me lo han dicho)... Ah, y este año como novedad, para los mayores de 40 años, me harán un electrocardiograma.
Ya para terminar, me sentaré frente a la doctora y con la ficha de los análisis de sangre y orina, me dirá el dictamen... Qué aquello pareciera que de del veredicto, dependiera continuar o no en la Academia de OT... buffff !!! ... que si el colesterol, que si los trigliceridos... El año pasado los tenía dentro de los niveles, veremos este año que tal, porque en mi familia hay tendencia a tenerlo subidito... Y como final, la reprimenda... no comas grasas, dulces y frutos secos... no fumes, no bebas... Le falta decir, no folles... ¡¡ la madre que los parió !!

En fin, habrá que armarse de valor y pasar otra vez por el trago... A por ello, Oé !!!


Mi Generación Z se actualiza con nuevos artículos los martes y viernes.
http://migeneracionz.blogspot.com

13 comentarios:

Julio-jagdo dijo...

jejejeje,me gustaría verte por un agujero.
Imaginate que te ponen una sonda en el pito.

Fer dijo...

Ostias Julio !!! no me digas eso ni en broma... me niego en redondo. Por ahí no paso, vamos... vamos... Es sólo imaginarlo, y me pongo malo. Cagonla !!

José dijo...

Joer con Julio, ha dicho lo único que me da pavor de los médicos, hasta el tacto rectal me parece más liviano (no penséis mal, en comparación con la sonda, quiero decir).
Fer, debes ver más películas gore de los 80 y verás cómo te vas acostubrando...

El guardian del Faro dijo...

¿Que te asustas por una agujita de ná?..¡¡¿¿TU??!!.
¡¡Jajajaja!! ( ya, ya, pero es que me lo has puesto a webs)

Vale, va...un consejito..¿y si te concentras en pensar en pez...quiero decir playas paradisíacas o algo así?. Dicen que relaja.

;DD

La pequeña Meg dijo...

jajajajjaja, que gracia me ha hecho este post!! me siento identificada, de hecho la fotito que has puesto de la aguja no la he podido ni mirar!!!!

Elvis dijo...

Pues ya sabes, para mejorar la salud nada de fo... quiero decir de trigliceridos de esos...
Saludos cordiales.

Fer dijo...

Hola José, pues lo del temita rectal lo voy retrasando lo más que puedo... pero ya sabes que a partir de determinadas edades, conviene prevenir los problemas de prostata... Qué malo es hacerse mayor...!! :(

Qué hay Guardian !!!... Pues ya ves, hay que saberse reir de uno mismo. Mi pavor por las agujas viene de lejos... Gracias por tu consejo, lo que hago es ponerme a contar las luces del techo mientras me extraen mi preciada sangre.. y ¡¡ funciona !! ;)

Gracias Pequeña Meg, por tu solidaridad en mi causa. Consuela pensar que hay mas gente como yo por estos mundos... Aunque ya sabes el dicho, no?... mal de muchos, consuelo... ;)

Muy buenas Elvis, la palabreja esa de los trigliceridos hasta hace tres años no sabía ni que era... Ahora aparece en cada uno de los exámenes médicos... Bah !!!... En cuanto a lo de follar, como no depende sólo de mi... pues cuando toque toca... snifff !! ;)

Gracias amig@s por vuestra visita.

JCR dijo...

Creo que el problema se encuentra en el ambiente, esas salas demasiado frías, lo mejor sería que tuvieran una decoración relajante, un poco de música y una conversación agradable, bueno ya nos contarás, piensa en tu mejor noche o momento.
Un abrazo.

Patri O. dijo...

aysss, a mí también me dan mucha cosilla las agujas, no las puedo ver ni en foto (de hecho esa que has puesto tú la he mirado entre poco y nada)

creo que sólo me he hecho un análisis de sangre, no fue tan traumático como en tu caso pero por otra parte tampoco es algo que merezca la pena contar...al menos ganaste una anécdota (desde luego no creo que pensases en esa ventaja en su momento xD)

Fer dijo...

Hola Patri, JCR !! Pues nada, ya he pasado por el trago... No me he desplomado en el suelo, pero eso si, casi me quedo ciego mirando fijamente al flourescente del techo y sin respiración, al tomar aire nada más notar como la aguja se introducía en el brazo... bufff !!

El croissant y el café con leche del después, lo mejor del dia (de momento)

Gracias a todos por vuestro interés ;)

Anónimo dijo...

Pues espero que te haya ido bien esta mañana!... aunque con el tiempo te has hecho más valiente...las últimas veces no te ha ido tan mal... Yo te comprendo mejor que nadie...aunque vamos, lo cuentas con todo lujo de detalles y vaya foto! casi dan ganas de desmayarse sólo leyendo tus experiencias! Ágatha.

Mamen O. dijo...

Aprovecho que no me oye mi marido para decir que lo he visto reflejado totalmente. Ahora ha mejorado mucho pero hubo una época en que iba al reconocimiento médico de la empresa y como tenían que desplazarse e iban en el mismo coche, a él le sacaban sangre el primero para que fuera reponiéndose del mareo mientras pasaba la cola. Je, je.

Fer dijo...

Agatha !!!... cuanto tiempo sin que te dejaras caer !!!... pues si, he sobrevivido... ya sabes que mala hierba nunca muere... je je. Tu si que eres una valiente. Lo mio es una chorradilla. Un beso gordote.

Qué tal Mamen, esta claro que no soy el unico del planeta que no llevamos bien esto, lo que pasa es que se calla. Con el tiempo se va racionalizando la cosa... Me queda el segundo round... en el que me suelen poner a caer de un burro... veremos.
Saluditos.

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar