¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

miércoles, 13 de octubre de 2010

La imagen que los demás tienen de nosotros...!!!

Muy buenas !!

Es realmente curioso como la imagen que podemos tener de nosotros mismos, muchas veces es bastante diferente a como en la realidad nos perciben los demás.

El ser humano es vanidoso por naturaleza y suele tener, por lo general, un gran concepto de si mismo. Podemos pensar que somos muy simpaticos y que caemos estupendamente a la gente con la que nos relacionamos, que somos muy atractivos para el sexo contrario, que nuestra forma de vestir es la envidia de los demás... ¡¡¡ Aaaaah... que ilusos !!!

En principio el hecho de tener autoconfianza es algo bueno. Nos imprime de la energía necesaria para no dejarnos "merendar" por la jungla de competidores en que diariamente nos toca sobrevivir en cuanto ponemos un pie en el asfalto. La confianza en nosotros mismos nos hace enfrentarnos a cosas, hechos y personas que sin esa dosis prescrita, nos haría dar un paso atrás y achicarnos a la más mínima adversidad.

La falta de confianza en si mismo, por el contrario, se traduce en esa timidez que muchas personas tenemos, porque al revés que los primeros, se tiene un bajo concepto de las cualidades físicas y/o psiquicas, sin atribuirse en la mayoria de las ocasiones a razones objetivas reales.

Pero si tener confianza en si mismo es algo positivo, el exceso de la misma es desde mi punto de vista, algo que a mi personalmente me causa rechazo y repulsión, porque por lo general, esta fuera de lugar, y no se basa en causas reales, simplemente a que algo en el cerebro del personaje, le hace pensar que esta por encima de cualquier otro semejante de su especie. No le importa pasar por encima de quien haga falta, con tal de estar por delante en cualquiera que sea el tema en cuestión. Un gilipollas integral, como yo los denomino.

Todos los casos descritos, el del timido, el del digamos, más "normal" y el del exhultante, se sorprenderían si supieran lo que realmente piensan de ellos el resto de la gente.

De hecho cuando alguien llega y les abre los ojos, es cuando sucede la metamorfosís. De repente, pueden pasar a intercambiarse los papeles previamente asignados en la pelicula de la vida. El que hacia de malo, o moria apenas comenzar la cinta, puede pasar a ser el protagonista principal y ligarse a la chica o el chico según el caso. Y viceversa. El que partía como favorito, sin embargo pasar a ocupar el último puesto del pelotón.

Porque si al chico o chica timido, por las razones que el o ella piense que le han llevado a sentirse inferior con respecto a los demás, le llega alguien al que tenga en consideración y le suba la moral, esa persona se crecerá, y ganará en autoconfianza.
Por el contrario, si al subidito de humos, llega otro que le pone los puntos sobre las ies, cantandole las verdades del barquero... pasará todo lo contrario.

No sé, pero es curioso. En mi caso particular, no es la primera vez que me han dicho varias personas con las que luego he tenido una relación más estrecha, que al principio de conocerme, daba una imagen de tio distante y frio. Vamos, me llegaron a describir como un poco "chuleta"... Pero que luego, sin embargo, me han confiado que esa primera sensación con el paso del tiempo, no respondia a esa realidad. No tenía esa concepción de mi, sinceramente. Me creia que caia bien de inicio. Pero es claro que si hay dos, tres o más personas, que a lo largo del tiempo coinciden en esa misma impresión. Será que es así. Debo dar la imagen exterior de un tio distante y chulo. Bueno, pues habrá que convivir con ello... que le vamos a hacer... !!

Lo mismo me pasa en otros ambitos, como el laboral. Me considero un tipo responsable, trabajador y comprometido con lo que hago. Ahora no. Siendo honesto... llevo una epoca en que estoy un poco quemado y pasado de todo, la verdad. Pero hasta no hace tanto, siempre he innovado con nuevas ideas, he sugerido propuestas para mejorar aquello que entendia que no estuviera funcionando como debiera, mi absentismo laboral es nulo... En fin, que me tengo como un buen profesional. Pero es claro que mi situación es de estancamiento total desde hace más años de los que desearia. Veo compañeros que me pasan por la derecha y por la izquierda como motos, y no me veo inferior a ellos. He llegado a la conclusión que sea por lo que sea, no gusto a quien puede darme ese empujon y propocionarme profesionalmente. Es lo que hay !!.. me guste o no.

Y en el plano personal pasa lo mismo. Ya te puedes creer el tio más cojonudo del mundo, el mejor amigo, el mejor amante, el mejor padre.... Que es un hecho que no puedes gustar a todos. Los demás ven cosas en tí que tu a veces, bien por ignorancia o bien por egocentrismo, no sabes o no quieres saber.

La imagen que tienes de ti mismo, en muchas ocasiones no se corresponde con la que los demás tienen de tí.

Si eres consciente de ello, te ira mejor. Al menos, los palos serán menos palos... Ya me entiendes, no ??

Hasta la próxima amig@ !!





Mi Generación Z se actualiza con nuevos articulos los lunes, miércoles y viernes.

2 comentarios:

JCR dijo...

Tienes toda la razón del mundo, para mi es una cuestión de empatía, existen personas que hagan lo que hagan siempre caen bien, es como un episodio del superagente 86 "simón el simpaticón", otros ya podemos ganar el premio nobel, subir a la luna o encontrar la cura contra el cáncer que nunca somos considerados por los demás, pero como bien comentas tienes que asumir tu posición y por mucho que quieras nunca cambiará.
Un fuerte abrazo.

Radmains dijo...

A mí eso también me ha pasado. Me frustra no gustarle bien a todos.

Una vez un buen amigo me dijo "a mí sí me caes bien y eso, para mí, vale mucho más".

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar