¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

viernes, 7 de mayo de 2010

Cuando no tengas nada bueno que decir... !!!

Muy buenas !!

La sinceridad, aunque en principio puedas entenderlo como un valor importante a la hora de calificar a una persona, muchas veces puede resultar contraproducente.

Decir siempre la verdad, no siempre es lo mejor... en muchas ocasiones, no viene mal recurrir a una mentirijilla piadosa para evitar poder herir sensibilidades.. Que se yo... si tu mujer o tu marido, te dice que cree que ha engordado unos kilillos... Uhmmm !!, problema a la vista...
Tu mejor que nadie le conoces. Si es de carácter débil, es posible que si afirmas, le hagas caer en una fuerte depresión... O quizá si su temperamento es fuerte, te pueda montar una buena discusión... Porque en realidad, lo que piensas es que se ha abandonado más de lo que debiera, y esta hech@ una vaca..

Así que quizá una buena salida será decir aquello de ... cariño a mi me gustas así, como eres tu... Es posible que detecte que mientas, pero le quedará la duda.. y puedas salir airos@ del asunto... je je je !!

La cosa es peor si quien le pregunta es una mujer a otra. Ahí si le dices la verdad, es posible que ni le dirija la palabra nunca más en la vida. Para eso ellas, son muy suyas. Los hombres en ese terreno somos distintos. Más noblotes. No hacemos cuenta del tema...

Luego están aquellas otras situaciones en las que hay ciertas personas que allá donde van, dan su opinión acerca de todo lo que ven y oyen, aunque nadie les pida su opinión.

Y lo peor es que no se cortan un pelo en criticar si les gusta aquello o lo otro. Entran en tu casa y se permiten la licencia de decirte que las cortinas no pegan con el salón, o mira ahí yo pondría esto en lugar de esto otro. En mi casa tengo esto que es mejor que eso que tienes tu... ¡ la madre que me parió !... pero no se podrían guardar la lengua donde la espalda pierde su nombre... digo yo.

No sé, es una opinión particular, pero creo que la gente por lo general, salvo que tengas mucha confianza con ella, no desea conocer realmente la verdad, o mejor dicho... tu verdad. Lo que quiere es que le refuerces su conducta o su forma de ser. Si acaso osas criticarla, sin conocer bien a está, es muy probable que te lleves un chasco. Y en donde tu querías ser sincero, acabes colorado.

El silencio puede ser otra buena opción cuando no tengas nada bueno que decir... Quien calla otorga, pero es más sutil y delicado que soltar culebras por la boca..

En cualquier caso, aunque algo no te guste demasiado, si la otra persona lo hace de buena fe, creo que es mejor seguir la corriente a poder dejarla en evidencia.

No seas tan sincero conmigo, al menos si no te lo pido...que prefiero vivir en mi ignorancia.

Hasta la próxima amig@ !!

Mi Generación Z se actualiza con nuevos artículos los lunes, miercoles y viernes.

1 comentario:

JCR dijo...

Difícil tema, no es fácil saber cuando tienes que ser sincero, seguro que metimos la pata en algún momento, somos humanos, no obstante mencionas un grupo de personas que siempre quieren quedar por encima de los demás y esa es una sinceridad falsa, con la tenemos que tener cuidado.
Buen fin de semana.

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar