¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

martes, 13 de abril de 2010

La puntualidad... que gran virtud !!


Muy buenas !!


Si hay alguna virtud que aprecio de una persona, entre otras que pueda tener, esa es la puntualidad. Quedar con alguien un día, a una determinada hora y que me hagan esperar me sienta fatal. Me parece una falta de respeto intolerable. A ver, no quisiera parecer demasiado tajante, todo tiene sus matices...


Tampoco exijo que se llegue exactamente a la hora fijada. Diez minutos de cortesía pienso que es razonable. Luego también hay casos y casos... nadie esta libre de imprevistos que pueden surgir, y que hagan que te retrases. Pero eso vale como excusa una vez. Si resulta que quedas con esa misma persona varias veces y dos de cada tres, le surge cualquier película de ciencia ficción que le hace llegar tarde a la cita.... no cuela. Esa persona, sencillamente, para mi... es una mala educada.

Yo no lo entiendo, de verdad. Yo siempre me preparo para no hacer esperar a la gente con la que quedo. Mira, el sábado sin ir más lejos... había hablado con mi madre en ir a buscarla a su casa, donde también estarían esperándome mis tíos. Después recogería a mi hermano e iría en busca de mis otros tios que nos esperarían en su coche para seguirle hasta Sepulveda, un pueblecito de Segovia a hacer unas gestiones sobre unos terrenos ( no valen nada). Mi madre me dijo que a las nueve y cuarto me esperaban.

Con esta información, imagine mentalmente el tiempo necesario. Veamos, desde Rivas un sábado por la mañana, tardaría unos veinticinco minutos en llegar. Pero antes, debería pasarme por la gasolinera y llenar el deposito para luego no tener que hacer parar a mis tíos. Además, el coche no lo había lavado desde el invierno y tenía mas mierda encima el pobre... que conociendo a mi madre, seguro que algún comentario me iba a hacer. Así que debía sumar otros quince minutos más al tiempo necesario.

Si queria desayunar en casa, asearme convenientemente, etc... le debería sumar media horita más. Con lo que debería poner el despertador sobre las ocho menos cuarto y poder hacer todo lo previsto sin demasiados agobios.

Pues así fue. Todo salió conforme a lo esperado. Estaba llegando con mi coche a las 9:14 h a la altura del portal de la casa de mi madre, cuando ya bajaba ella en compañía de mis tíos. Me dije para mi mismo, ¡¡ si señor !!... así se hacen las cosas. Qué mejor que mi madre para conocer a su hijo... ¿no?. Ella sabía que estaría a la hora fijada y cumplió con su parte. Subieron al coche y hacer la segunda parte de la misión. Buscar a mi hermano, que también estaba en el lugar señalado, para simplemente parar unos segundos y subir al coche. La tercera parte, era ir al punto de encuentro con mis tíos que me esperaban en otro coche. Y allí estaban esperándome a la hora pactada. Rumbo hacía Sepulveda.... Qué bien. Así de verdad, que da gusto quedar con gente.

Sin embargo, esto no es siempre así. Tengo algunos algunos amigos que de ya conocerlos... les engaño conscientemente en la hora de quedada. Si mi intención es quedar a una determinada hora, les digo media hora antes. Porque si no, me tienen esperando... y no lo aguanto.

Hacer esperar a alguien me parece una falta de educación. Estas jugando con el tiempo de las personas, que han hecho un esfuerzo para poder acudir puntualmente. La falta de puntualidad, es un signo claro de la falta de formalidad de esa persona. Seguro que su vida es desordenada, caótica...

Un país en que sus gentes son impuntuales, es un país improductivo, poco competitivo... y lamentablemente en España, habría mucho que mejorar. Mirad los casos de los países anglosajones y nórdicos... donde es conocida su puntualidad y mirad su posición económica en el mundo.

Ya sabes, querid@ amig@ ... si quedas conmigo, por favor... no me hagas esperar.

Hasta la próxima amig@ !!

Mi Generación Z se actualiza con nuevos artículos de lunes a viernes.
http://migeneracionz.blogspot.com

3 comentarios:

JCR dijo...

Es demostrado que el clima influye en la puntualidad, todo se toma con mayor calma, en España los problemas van de lunes a viernes, los fines de semana descansamos, pero también se trata de una cuestión educativa, desde pequeños tienen que aprender la importancia de la puntualidad.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

FER:
Pues si hay algo con lo que se caracteriza al Salvadoreño es con la impuntualidad. Todos llegamos una hora tarde a la acordada en la cita.

Anónimo dijo...

Hay gente que llegará tarde a su propio entierro.... jajjajaj

Lusu.

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar