¡¡¡¡ Hazte seguidor de MI GENERACION Z amig@ !!!!

lunes, 15 de marzo de 2010

Pederasta, el REY de los enfermos mentales !!

Muy buenas !!


Últimamente han salido un par de noticias de casos de pederastia, uno incluso afectando al propio Summun Pontífice, y otro de un instructor de Karate, en las Palmas...

Si existe un enfermo mental más despreciado por la sociedad, ese es el pederasta. Seres humanos porque a simple vista son como tu y como yo. Que suelen llevar vidas cotidianas, tienen familia y amigos, un trabajo (el que pueda en estos tiempos) y derechos y obligaciones como cualquiera.

Pasan desapercibidos en tu bloque de vecinos, como maestro del colegio de tus hijos, o entrenador del equipo de fútbol e incluso, como parece ser más usual por los casos que se destapan, como párroco de la iglesia dónde cada domingo te acercas a escuchar el sermón...

Pero hay algo en sus cabezas que falla. No son normales. Algún cable se ha ido pelando y se ha soltado, teniéndolo por ahí pegando latigazos y soltando chispas por doquier dentro de su cerebro enfermo.... Porque de lo contrario, no se puede dar explicación racional alguna a tal perverso comportamiento con esas pequeñas criaturitas. Quien en su sano juicio puede hacer daño a un niño o una niña, pequeños, indefensos, inocentes, vírgenes... Es simplemente abominable.

Cuando me entero de algún caso, me estremezco. Los hay de todo tipo. Desde los más o menos acomodados, ya entrados en años, que realizan viajes a países desfavorecidos para hacer turismo sexual con los niños de clases sociales deprimidas, hasta los que para mi se llevan la palma... Los propios padres de las criaturas que abusan de ellos o se los ceden a terceros a cambio de dinero... Es increíble, pero cierto... lamentablemente.

No entiendo como alguien puede ver erótico la carita de un niño cuando te mira con esos ojos grandes, llenos de ternura e inocencia. Cuando te sonrien, y de repente se ilumina todo lo que se encuentra a tu alrededor, por muy negro que puedas tener el corazón.

Pienso que aunque cuenta con el rechazo generalizado de nuestra sociedad, no hay suficiente eco en los medios de comunicación si lo comparamos con la mal llamada violencia de género. Mi impresión es que sólo nos enteramos cuando se conoce de algún caso, con más o menos repercusión social, pero no se pone en vanguardia a los padres para estar alerta ante aquellas situaciones en que dejamos a nuestros hijos en manos de personas que no conocemos.

Cuidado, no hablo de empezar una caza de brujas... No me mal interpretes... Gracias a Dios no conozco de ningún caso cercano a mi o de personas de mi entorno. Pero como he comentado antes, estos enfermos mentales, no llevan una cruz marcada en la frente para distinguirlos de las personas normales (ojalá se pudiera hacer). Y hay que estar alerta a lo que nuestros hijos nos puedan transmitir. Si se nota un cambio de carácter grande en el crio, debemos empezar a sospechar... puede ser cualquier cosa, conviene descartar y hablar tranquilamente con quien hayas delegado tu confianza en que cuide de tu hijo, sobre lo que has podido observar, pero no debes descuidarte.

Que me perdonen, pero esa basura hay que retirarla de la calle...

Hasta la próxima amig@ !!


Mi Generación Z se actualiza con nuevos articulos de lunes a viernes.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy contigo.Esa gente tiene que estar mal de la cabeza.. la pena es esa, que pueden parecer personal normales...Ágatha.

JCR dijo...

Por supuesto que están mal de la cabeza, ¿pero, de dónde proviene? claramente de una frustración ¿provocada? seguramente por la sociedad y todo el entorno que nos rodea desde que somos pequeños.
Creo que tenemos que atender ese aspecto en nuestros hijos, tratar la sexualidad como algo normal y como bien dices, vigilar todo lo que nos rodea ¡nunca se sabe!

juan carlos dijo...

no entiendo nada quiero hacerca de los enfermos mentales son personas morales pero ne parecio bien

Anónimo dijo...

Mi nombre es Jorge Mestre, nací en Valencia y he dedicado en toda mi carrera profesional a comunicar. De pequeño no quería ser periodista y digo que no quería serlo porque era el “sambenito” que desde siempre llevé colgado por mi afición a preguntar aunque yo lo relacionaría más con mi inquietud por conocer las cosas de primera mano. Y pese a mi empeño a no ser periodista, realmente lo llevaba en la sangre. De hecho, es la profesión que más abunda en mi familia no con uno, ni con dos sino con cinco periodistas.Después de haberme iniciado en la radio, lo mío era la prensa. Pasé por Antena 3, Las Provincias y vista la escasa promoción profesional que veía ante mí y, todo sea dicho, que no me renovaron el contrato, me lancé al lanzamiento de mi propia empresa editorial que desde el año 1996 ha ido poniendo en marcha distintos productos que han sido bien acogidos por el mercado.

Anónimo dijo...

Pues como sigamos pensando que son enfermitos mentales no vamos a pillarlos jamás. No son enfermos mentales, son hijos de puta y así se morirán (con tratamiento psicológico y sin él). Cuando las enfermedades no se curan ni mejoran con tratamiento es que NO SON ENFERMEDADES. Están por todas partes: en piscinas infantiles, en guarderías, en todas partes donde hay niños porque NADA SE LO IMPIDE. Pero tú puedes descubrirlos ¿cómo?. Sabiendo que están por todas partes: los gilipollas se acojonan cuando les descubren: atacan niños porque no se atreven en ningún sentido con adultos. Tú puedes ayudar a tus hijos a quitarles el trauma, tú puedes ayudar a que sean atrapados pero HAY QUE QUITARLES EL SAMBENITO DE LA ENFERMEDAD MENTAL Son una puta panda de gilipollas. Solo eso y podemos contra ellos, pero tenemos que saberlo.

Related Posts with Thumbnails
Share
ShareSidebar